Lobbys y Participación Ciudadana sui generis

Noviembre 17, 2011

La Sunlight Fundation de E.E. U.U., por la transparencia en la Política, ha publicado ayer este gráfico con cifras, muy demostrativo del poder que tiene el sector del entretenimiento comparado con el tecnológico, en relación a la financiación de lobbys. Y con ello, lamentablemente, en la orientación que toman algunos debates en el Congreso de ese país. Se trata de lobbys minoritarios ya que los principales tienen que ver con industrias tan potentes como la farmacéutica, petrolera o armamentística, además de los lobbys de política internacional (judío y árabe los principales) donde sabemos que las cosas no se arriesgan a grandes cambios, por decirlo de una forma bonita y huyendo del lenguaje conspiranoíco habitual de leer al buscar información sobre estos asuntos.

lobby

Una de tantas paradojas de los Lobbys es que existen gracias al Derecho a Petición y como perversión del mismo, al ser un derecho ciudadano que convierten en una palanca desde la que influir en lo público y anular en muchos casos la verdadera participación ciudadana mediante estrategias SLAPP (censura, intimidación, cargas económicas y sanciones, etc.) u otro tipo de acciones conjuntas (manipulación de la libertad de mercado, patentes afixiantes, cláusulas leoninas, huelgas compradas, negociaciones “a la siciliana”, etc.) para conseguir anular la expresión y algunos derechos ciudadanos, además del Interés Público del mencionado Derecho a Petición, en beneficio de su estrategia como defensores de una determinada industria o ideología. La Red forma una amenaza estratégica y talón de Aquiles del status quo actual que habita en los aledaños invisibles de la Administración Pública, sobre todo en los países anglosajones en los que el Lobbying es una práctica muy asentada.

Para quien no tiene la capacidad de calibrar aún los perjuicios o beneficios que nos puede traer la resolución de la dicotomía actual, de Red libre o censurada, así como la imposición de unos modelos de propiedad intelectual restrictivos sobre otros que permitan la cooperación en la creación, la apertura e inteligencia colectiva o crowdsourcing y búsqueda de soluciones este debate por el lado de la libertad puede parecer algo antisistema, trasgresor en el mal sentido o peor, de quien busca el “gratis total” y la barra libre. Y si el río suena es por que lleva aguas como puede ser gran parte de la masa de personas que defienden la libertad de la Red en España y como pudimos ver en la famosa concentración de Anonymous en la Gala de los Goya pasada, en la que se coreaban nombres de webs de descargas que viven de la publicidad, como si fuesen los héroes, cuando son otra forma de “middle man” sólo. Fue una nota discordante ante algo que es filosóficamente mucho más potente y necesario. Con lo que es necesaria mucha pedagogía, esfuerzos en sembrar la semilla del respeto y reconocimiento a la creación y a las obras, patentes, inventos, etc. mediante el apoyo a modelos de explotación más justos con los creadores, y sobre todo con quien empieza y destaca, pero no necesariamente con las vacas sagradas que dificultan las cosas a quien empieza y pueda suponerle una amenaza, ni mucho menos con “the big middle man” de la industria que invierte en Lobbys. De hecho la progresión del gráfico, en el que las NTICs son aún insignificantes, pero las del “entertaiment” menguan aceleradamente es una pista bien clara de hacia dónde se dirige el asunto y es cosa de todas y todos hacer crecer al actor de la izquierda, que nazcan nuevas empresas tecnológicas, que se junten en clusters y que nuestras voces lleguen, gracias al activismo en Red, a los pasillos del Capitolio de forma ejemplar y razonada, como creo que tienen que ser los Lobbys del sXXI. Porque como dice el proverbio japonés más popular en el mundo de la cooperación y la creatividad abierta, “ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros”.

Catalogado en Activismo, Blog Action Day, Innovación Social, Open Creativity, Open Goverment, Open Innovation, Participación Ciudadana, Personas, Politika 2.0, Transmodernidad, Utopía | Comenta este post


#BAD09: No todos los cambios son buenos

Octubre 15, 2009

Siempre he sido muy positivista a la hora de los cambios. He querido unas veces, y otra aceptado, ser catalizador de los mismos, en otras ocasiones sólo partícipe de ellos. En general mi vida es un cambio constante. Me suena que es de un conocido escritor la frase tan apropiada -y tan poco reconocida al autor que de un primer vistazo en Internet no queda claro su origen- “cuando tienes todas las respuestas, cambian las preguntas” Frase sabia a la cual siempre he dado una lectura fundamental, de duda socrática y en cierto modo relativista que hay que dar a muchos aspectos de la vida. Pero no siempre tiene que ser así.

cambio

Hoy el post no habla de esos cambios de progreso de los que habitualmente suelo tratar, sino de ese Cambio que el progreso mal entendido está generando de manera casi invisible. El Cambio Climático.

Y qué contaros que ya no sepáis. Herramienta politica para unos, para otros excusa mirar para otro lado, por egoismo, por asirnos a la comodidad de la forma de vida actual… Siempre nos cuesta cambiar y cuando lo que supone es tan estructural, directamente tendemos a agarrarnos a lo fácil. Hay mil motivos para volver la vista para otro lado, motivos de argumento triste, pero debemos concienciarnos para practicar de forma activa el otro cambio, el de costumbres, axiomas, modelos de negocio y de mercado, de vida, consumo y pensamiento.

Éstos días vemos con impotencia y perplejidad que las Tablas de Daimiel sufren un incendio subterráneo, escondido a la vista del que mira a la ligera lo que sucede en nuestra tierra. En nuestro planeta hay infinidad de cambios subterráneos de los cuales sólo hay que despreocuparse de aquellos que son guiados por corrientes humanistas, como bien aconsejaba Thomas F. Cleary en el prólogo de la versión ilustrada de “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu. Pero están sucediendo otros, tanto a nivel subterráneo como atmosférico que requieren que tomemos medidas, pensemos no en largo plazo sino incluso en la herencia de nuestros tataranietos y sus hijos, nietos, etc. Éste mundo cambiante nos está haciendo olvidar la planificación a largo plazo porque en lo económico cada vez es menos recomendable. Pero ésto no es un negocio.

El Cambio Climático, dicen algunos expertos que cuando sea visible será demasiado tarde. Así que mal asunto si nos da por ceñirnos por inercia a esos axiomas de ciencia tipo “Sólo creo en lo que veo” porque desgraciadamente el asunto ya lleva un tiempo siendo visible, pese a esas excusas autoimpuestas desde el egoísmo. Quien quiere ver lo puede enfocar con claridad meridiana.

Pues bien, mi post de hoy lejos de plantear una solución concisa (ojalá pudiese) lo que pretende es que dediquemos el día de hoy y los que a partir de ahora tendremos la fortuna de vivir para formar parte de ese grupo de héroes anónimos que, conscientemente, queremos que no siga “quemándose” nuestro planeta ni en las alturas ni en lo subterráneo y que entre todos actuemos mediante un Gran Cambio que consiga frenar éste otro destino y resultado generado por una carrera ambiciosa, desconocedora y que francamente creo que está a poco de ser parte del pasado. Ánimo, que aún estamos en el Año de la Innovación aunque éste nuevo paradigma puede que nos suponga a todos vivir a otro ritmo, con otros conceptos del consumo, la felicidad o el éxito.

Catalogado en Blog Action Day, Contemporáneo, Ilusión, Innovación, My 2 cents, Open Innovation, Transmodernidad, Utopía | Comenta este post


Skype


Mi estado

¿Tienes Facebook?


directiv@21


Enredado en










directiv@21


Lider 21


Innovanet