La vuelta de la Marca Personal para el Comercio

Enero 12, 2011

Desde hace unos años a ahora, estamos asistiendo a un cambio de paradigma en el Branding y en el Marketing Relacional, guiado por los nuevos canales, sobre todo Sociales. Antes un ejecutivo o empresario se “escondía” detrás de su logotipo corporativo. En la gran empresa sigue siendo así, y vemos como se siguen perdiendo una nueva oportunidad de acercarse a la sociedad. Ningún presidente del IBEX 35 dispone de Blog, salvo Florentino Pérez que tiene un perfil público en Facebook (es decir, un pequeño primer paso dentro de toda esta nueva historia… ya no tan nueva, por cierto). Mientras que el mercado anglosajón es más exigente, y los grandes líderes empresariales, de perfiles inspiradores y sorprendentes como Richard Branson, tienen legión de seguidores en Twitter. Como publicaba hace unas semana El País:

En el mundo anglosajón los ejecutivos están algo más involucrados que los españoles en el mundo Web 2.0, aunque es cierto que la gran mayoría de ellos todavía viven de espaldas a las redes sociales. Un ejemplo es el consejero delegado de Citi, Vikran Pandit, que a principios de 2010 puso en marcha una serie de blogs y vídeos en los que dan la cara ante sus clientes los principales ejecutivos del banco, incluido el propio Pandit.

En su comentario inicial, Pandit escribió que el blog es “una nueva forma para nosotros de compartir ideas y crear un diálogo sobre una amplia temática desde la situación económica global a las finanzas personales”. Esta iniciativa forma parte de la estrategia del banco para mejorar su reputación, dañada tras el estallido de la crisis financiera.

Otro caso de presencia en las redes sociales es el del presidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, que cuenta con un perfil abierto en Facebook. La máxima ejecutiva de Burberry, Angela Ahrendts, utiliza una cuenta en Twitter en la que recomienda libros, opina de noticias económicas y tiene al tanto a sus seguidores de sus viajes por medio mundo. Otro empresario que utiliza Twitter es Richard Branson. El polifacético presidente de Virgin cuenta con medio millón de seguidores. Por otra parte, el consejero delegado de ExxonMobil, Rex Tillerson, está en Facebook. Uno de los blogs empresariales más destacados es el escrito por Bill Marriott, presidente de la cadena hotelera Marriott.

Contrariamente a lo que pudiera pensarse en un principio, los directivos de empresas de tecnología no están muy comprometidos que se diga con las redes sociales. Eric Schmidt, presidente de Google, es un twittero discontinuo y no tiene blog personal; Steve Ballmer, de Microsoft, no tiene cuenta ni de Twitter ni bitácora en la red; Michael Dell está en Twitter, pero no tiene blog propio; Mark Hurd (presidente de HP hasta el pasado mes de agosto), Sam Palmisano (IBM), Steve Jobs (Apple) y Larry Ellison (Oracle) no tienen cuenta que se sepa en Twitter, Facebook, Linkedin o blog personal.

Pero vamos a lo próximo y cercano. A esa oportunidad que ofrece la vuelta de la marca persona, que perdimos de vista en plena carrera desarrollista décadas pasadas, por ese furor hacia la franquicia, la gran cadena, que terminó describiendo su propia forma de vida, anónima, de centro comercial, de departamentos postventa vía telefónica, de colas con el coche para ir y para venir, de secuestrarte uno de tus valiosos días libres de fin de semana sólo para consumir en locales donde el personal de ventas demuestra una formación baja, mucha rotación, poco conocimiento del sector y sobre todo poca vinculación con su empresa y con la pasión por su trabajo. En estos casos, la marca siempre vino bien. Si no hay marca personal, vendemos conceptos como sonrisa McDonalds (realmente una operativa interna para vendedores de ventanilla, para finalizar el pedido)

Pero ahora estamos en una etapa en la que todo cambia de nuevo, en la que lo cercano, relacional e incluso, por qué no decirlo, ciudadano, vuelve a tomar peso y a regular el tempo del consumo. Las personas volvemos a valorar el trato directo, las buenas prácticas, el que no nos mareen de ventanilla a ventanilla como sucede con detalles como la simple solicitud de una factura de compra en Mediamarkt por ejemplo. Eso que no éramos tontos… O el entrar como borregos por ese pasillo alambicado que recuerda a como se conduce al ganado en las plantas cárnicas, que es lo que desemboca en el mostrador de un Burger King. Procesos automáticos que han terminado matando el servicio a mesa, la calidad de un cubierto, la comodidad de un mueble de calidad y diseño a cambio de una “bancada”. En resumen, restaurantes que son comederos, comercios que son simplemente “despachos de”, por lo de despacharte y que pase el siguiente… Por no entrar ya en la polémica de la calidad del producto, la sutil diferencia entre un stock de calidad u otro al borde de no pasar control de calidad para negociar márgenes mayores, práctica habitual de algunas cadenas de distribución, sobre todo de electrónica y electrodomésticos…

comerciobarrio

La marca personal y las redes sociales vuelven a poner en valor la cercanía, transparencia, complicidad, alta calidad en el trato, vinculación personal, conocimiento del producto y sector, profesionalidad. Esa sensación de estar en casa de una persona con nombre y apellidos, artesana de la venta, de trato exquisito. Resolutiva y vinculada a su proyecto, cosa que se percibe en las energías que este tipo de relación comercial genera. Empresarios pequeños y medianos que no dudan en ponerse delante de su logotipo. Potentes marcas personales que han de aprender a moverse con igual soltura en este nuevo escenario social, aprovechar la oportunidad que da la libertad de tanto procedimiento corporativo y la capacidad de funcionar a tiempo real… Toda una oportunidad para el Comercio Urbano de las ciudades, además de una vuelta a unos hábitos ciudadanos de consumo más sanos que esas sesiones de fin de semana de Centro Comercial, y que nos aportan vida, también a la ciudad, te acercan al pulso de las calles, su cultura, gastronomía, arquitectura, etc. Sin duda se trata de dos estilos cada vez más difentes, de macro y microgestión de la comunicación, el marketing y, más allá aún, la forma de vivir una actividad de intercambio y mediación milenaria como es el Comercio.

Catalogado en Barrio Wi-fi, Contemporáneo, Emprendedores, Innovación, Personal Branding, Social Media, Social Shopping, Sostenibilidad, Utopía, Web 2.0 | Comenta este post


¿Sabías que…

Enero 11, 2011

… El porno y el email eran las dos actividades que consumían más tiempo y recursos en Internet hasta este 2010 que han dado paso a las Redes Sociales como principal actividad online?

… En Facebook cada 20 minutos se comparten un millón de enlaces, 1,32 millones de fotografías son etiquetadas, 1,48 millones de invitaciones a eventos son enviadas, 1,59 millones de comentarios se postean en los muros, 1,85 millones de estados se actualizan, se suben cerca de tres millones de fotos por cerca de cinco millones de mensajes enviados y se realizan 10,21 millones de comentarios?

dell

… Dell monitoriza su marca y reputación online en Redes Sociales en este Panel de Control, de aspecto parecido al utilizado en Edición de TV?

dell1

Utiliza la herramienta Radian 6 para la monitorización, medición, semántica y geolocalización de comentarios en tiempo real en todo el mundo.

Empezamos el nuevo año con una serie “Sabías que...” con curiosidades tecnológicas inclasificables y noticias apócrifas del sector

Catalogado en Analítica, Contemporáneo, Frik, Microblogging, Sabías que, Twitter, Web 2.0 | Comenta este post


Skype


Mi estado

¿Tienes Facebook?


directiv@21


Enredado en










directiv@21


Lider 21


Innovanet