Protegido: Proyecto 01/2011

Diciembre 29, 2010

Esta entrada está protegida. Para verla, escribe la contraseña:


Catalogado en Activismo, Transmodernidad, Utopía | Escribe la contraseña para ver los comentarios.


Éxito de la campaña Bono Cultura-Kultura Bonua

Diciembre 29, 2010

bkultura

Según informa hoy la Cadena SER Vitoria, la iniciativa Bono Cultura-Kultura Bonua ha vuelto a ser un gran éxito. Diseñada desde un enfoque social y marketiniano a mi juicio lleno de sentido; el regalo es una intención ya que señala a un nicho específico de mercado, aspiracional y constructivo, diferenciándose así al resto de cheques regalo de franquicias, cadenas de moda, etc.

Puesta en marcha a partir del día 13 de Diciembre hasta el 5 de Enero de 2011, avisan que hoy ya están con las últimas unidades disponibles a la venta, lo cual señala al éxito absoluto de la campaña.

Voy a intentar desglosar brevemente el por qué de este éxito, a mi juicio y criterio. Por supuesto, y huelga decir, que bienvenidos sean otros puntos de vista que enriquezcan el contenido de este post.

  1. El libro, pese al debate entre la distribución digital, el ebook, iPad, Kindle, etc. está en uno de sus mejores momentos. La coyuntura económica internacional ha vuelto a colocar con salud en escena a un ocio de tan alta relación calidad/precio/disfrute como es la lectura. Pero el mercado del libro tiene un precio protegido, lo cual lo hace refractario a casi cualquier estrategia de Márketing debido a la limitación de descuentos situada en un escaso 5%. Con lo cual el poder adquirirlo con esta buena suerte de dinero del Monopoly hace que podamos acceder a descuentos del 5% + esos 15€ sobre los 40€ que vale el Bono Cultura-Kultura Bonua, de los cuales el ciudadano paga solo 25€ y el Gobierno vasco subvenciona los 15€ restantes. Más que una simple subvención, cuando se trata de Cultura podemos hablar sin tapujos: una inversión en Capital Humano a medio y largo plazo.
  2. La música y los conciertos. Aquí vemos que la tendencia señala que la compra de “objetos” como un Digipack, DVD o vinilo se estanca, sobre todo por culpa de los formatos digitales y el cambio de modelo de distribución de contenidos que estamos viviendo de lleno, aún en una fase inicial. Pero crece el hábito de consumir música en directo, los fans premian a las bandas que les gustan con el pago de una entrada para pasar una noche única de concierto. Es decir, que estamos viviendo un paso del consumo y acumulación objeto a la experiencia. Apoyar al conjunto de directo y soportes, sin haber caído en la facilidad de la discriminación positiva hacia el disco, que se vende menos, es otro factor de éxito y demostración de pluralidad y apertura de mente.
  3. Regalar dinero, pero sin dar dinero, y en un sector que cada vez tiene más de aspiracional, como es la cultura, encierra un poder interesante. Es un regalo que desde el punto de vista marketiniano, ofrece recompensa a quien lo da y a quien lo recibe. Es el buen regalo, el aspiracional, el que agrada tanto a quien lo elige y ofrece como a quien lo recibe. Un regalo que permite “ser” a ambas partes, incluso sin que haya una afinidad cultural, que suele ser complicada sobre todo cuando se trata de familia.
  4. El autoregalo. ¿Tenemos constancia de que todos los Bono Cultura-Kultura Bonua se han utilizado para regalar? Es un buen regalo pero no nos olvidemos que la cultura suele ser algo que sobre todo nos automedicamos cada cierto tiempo, para permanecer cuerdos en un mundo cada vez más Belenestebanizado ;-)

Me despido hasta el año que viene, los primeros días de enero del 2011 retomaré el blog con algún post de temporada. Pasad un feliz final de año y que 2011 os traiga todo lo que a mí, como poco ;-) Un fuerte abrazo y un gran beso.

Catalogado en Contemporáneo, Creatividad, Ilusión, Innovación, Innovación Social, Publicidad, Transmodernidad, Web 2.0 | 1 Comentario


En socialmedia ¿Charlas, conversas o aportas?

Diciembre 12, 2010

El otro día conversando en la barra de un bar de los habituales, hubo un momento en el que una de las frases de mi amigo me hizo ecos en la cabeza. Afirmaba que “como él habla mucho, liga mucho”. No es la primera vez que escucho algún argumento así. Otro que me pita especialmente es ese que afirma que el liderazgo en los Medios Sociales es de quién tiene más tiempo de atender y desarrollar el canal. No es del todo cierto, no creo que la cosa vaya de palabras sólo sino de las palabras apropiadas, lo cual requiere más que hablar, escuchar sobre todo. Y el tiempo de reloj, cuando hay tecnologías de por medio, es altamente gestionable, programable y optimizable. Lo mismo sucede con la escucha: hay métodos para no perderse nada sin estar todo el rato pendientes.

El tiempo libre es el nuevo oro por culpa de la infoxicación y que mejor que traer a cita el genial artículo el escritor Bernardo Atxaga, acerca del hipotético y próximo cierre de Chillida-Leku:

“(…) Cuando no hay más lógica que la económica y solo ella dicta las normas, muchas cosas desaparecen. Desaparece la gente de las ventanas, porque el tiempo que hasta mediados del siglo XX se empleaba para ver pasar a la gente por la calle o para escuchar el canto de un pájaro se necesita ahora para hacer algo provechoso, es decir, para ganar algunos euros, o para preparar un examen, o para solucionar un asunto, o dos asuntos. Desaparece también la conversación, porque, al haber siempre un quehacer, la gente lo deja para otro día, otro sábado, otro verano. Desaparece igualmente la amistad, porque es difícil quedar, porque la gente tiene la agenda rellena. Por la misma razón desaparece la vida familiar. Como decía un tango, la gente llega a casa deshecha por la máquina, sin más gana que la de ver televisión. Además, siempre hay una llamada telefónica pendiente. (…)”

La variable “Tiempo” está siempre presente, por lo cual, no siempre la charla banal es sinónimo de mayores oportunidades o de mejor comunicación sino más bien lo contrario. Me suelo acordar de esas empatías nocturnas en las que todo es muy bonito pero luego nunca se concreta ni se llega a cerrar un trato. Con el que no profundiza en su conversación puede pasar parecido. No se trata de followers o contactos en Redes Sociales, sino de que lo que digas sea lo suficientemente interesante como para tener reacciones, respuestas e interacciones.

Un buen entendedor te pondrá rápidamente la etiqueta de pesado si cuentas algo de 10 minutos en media hora larga. Por muy educada que sea la persona, su subconsciente ya te ha puesto el post-it sin lugar a dudas. Pear Analytics hizo un estudio hace casi un año y medio en el que afirmaba que el 40% de los tweets son”cháchara” y sólo un 8,7% son información de interés. Todos podemos hacer la prueba, o bien mirar nuestra página de inicio de Facebook a ver qué nos encontramos. Aunque claro, siempre dependerá de nuestra Red Social, no nos olvidemos que las plataformas son sólo herramientas y nosotros tejemos la red que alimenta contenidos.

Por supuesto que con esto tampoco estoy apelando a una conversación 100% pragmática, que sería contradecir mi opinión de que a los Medios Sociales se acude siempre buscando pasar un buen rato, recibir humor, información no esperada y sorprendernos por la inteligencia colectiva. Es por eso por lo que me lanzo con una lista de buenas prácticas, para que tu conversación sea densa, puedas jugar con un registro variable que llegue a muchas personas y no se etiquete como “cháchara”. O peor aún, charlatanería.

  1. Si escribes un tutorial, contenido técnico o algo que fácilmente pueda estar ya hecho, mejor usar Google y enlazar el contenido original. Se es muy pocas veces el primero en tener una idea, así que mejor ser honesto y enlazar siempre a quien la haya tenido antes.
  2. Evita los golpes de efecto tipo titular “10 trucos para tener más followers en Twitter” o “Gana dinero por Internet” ya que eso será el principal filtro para que tus seguidores, o bien “pasen volando” cuando te vean en el timeline, o si te leen, es que has conseguido un público de perfil más bien bajo. O directamente te dejen de seguir por spammer o te oculten.
  3. No retuitees información antigua, las personas no sólo te leen a tí. Si vuelves de un viaje y te ha parecido interesante una lectura atrasada, usa el buscador de Twitter o Facebook y cita, de nuevo, la fuente original, seguro que alguien de tu Red de contactos ya lo enlazó antes. No peques de adanista. Se notará que no has leído antes de ponerte a enviar información.
  4. Cita las fuentes, y si tu post nace inspirado en el de otro blog, que mejor sitio para redactarlo que en un comentario o varios de dicho blog y luego publicas todo junto y mejorado en el tuyo propio. Verás que sorpresa, seguro que el resultado es mejor gracias a la colaboración de otras personas interesadas en ese hilo. Se le llega a pillar gusto a usar “blockquote” en aportaciones de quien te ha ayudado a preparar un contenido y el engrane con esa persona, blog o comunidad siempre será interesante y fructífero.
  5. Evita el barroquismo digital. El templo colectivo que estamos construyendo es minimalista. Enfoca y lleva la iniciativa, sin irte mucho por las ramas. Menos es más.
  6. No cometas el error del localismo y folklore. Te están leyendo seguramente que de varios países, provincias e incluso continentes. No te entenderán y, salvo que seas muy especial, tampoco van a intentar comprenderte. Celebra elegantemente y con cautela las victorias deportivas propias y evita hacer sangre de las derrotas ajenas. Con la política, lo mismo. Sé todo lo plural, transversal y tolerante que puedas ya que cuando conoces a las personas que hay detrás de las siglas, como tituló Manuel Summers aquella película “To er mundo e güeno”

Catalogado en Branding, Contemporáneo, Emprendedores, Innovación, My 2 cents, Personal Branding, Personas, Social Media, Transmodernidad, Twitter, Web 2.0 | Comenta este post


Skype


Mi estado

¿Tienes Facebook?


directiv@21


Enredado en










directiv@21


Lider 21


Innovanet